jueves, 17 de octubre de 2013

Ver como pdf 15-10-2013

Entrevista a Carlos Sánchez Mato, economista crítico y miembro de ATTAC
“Se dice que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, pero sólo el 17% de la deuda total corresponde a las familias”



Los economistas clásicos (Smith, Ricardo, Marx) acompañaban al sustantivo “economía” con el adjetivo “política”. Eso implicaba insertar a la ciencia económica en reflexiones político-filosóficas y morales de hondo calado, en un contexto general que dotaba a la economía de sentido. Hoy, con su reducción en muchos casos a modelos matemáticos, explicaciones técnicas y jergas esotéricas, se pretende hacer de la economía una ciencia social exenta de connotaciones ideológicas y a la que no cabe formular alternativas. Economistas críticos como Carlos Sánchez Mato rebaten con cifras y reflexiones las ideas hegemónicas (“todos hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”) y contribuyen a aclarar que la crisis no es neutral ni ha devenido fruto del azar. Sánchez Mato es miembro de ATTAC y de la Plataforma por la banca pública, además de coautor del libro “¡Banca pública, rescatemos nuestro futuro!” (Ed. Icaria). Pueden seguirse sus análisis y comentarios en el blog http:/matoeconomia.blogspot.com.es.

-¿A qué volumen ascienden las ayudas públicas al sistema financiero español?

A finales de diciembre de 2012, las ayudas públicas totales a favor de las entidades financieras españolas ascendían a más de 1,42 billones de euros. Solamente una pequeña parte de esas ayudas lo han sido en forma de capital (87.357 millones de euros) mientras que el resto (1,33 billones de euros) son medidas para paliar su falta de liquidez. Las ayudas públicas suponen el 136% del PIB español, es decir, supera ampliamente el volumen anual de riqueza producida en el país en un año.

LEER COMPLETO