martes, 15 de enero de 2013


Venezuela, capital Miami


Venezuela, capital: Miami. Esa es la sensación que podemos percibir si nos informamos de la actualidad del país sudamericano a través del diario español El País.

Imagen
Y es que, si analizamos las noticias relacionadas con Venezuela durante los dos últimos meses del año 2012, llama la atención que una aplastante mayoría de los contenidos en los cuales se dice la localización del autor (editoriales y artículos de opinión no relevan su localización), estén escritos desde Miami. Así pues, analizando el contenido encontramos que el 56% (14) está escrito desde Miami, el 12% desde Caracas (3) [dos de ellas de la agencia EFE], otro 12% (3) desde Madrid, el 8% (2) desde México, otro 8% (2) desde Washington y el 4% (1) restante desde Cádiz. Y es que, desde que se celebraran las elecciones, el 7 de octubre, la corresponsal que informa de Venezuela en El País, Maye Primera, lo ha hecho siempre desde Miami.

Salvando el caso de las noticias procedentes de Cádiz (relativa a la Cumbre Iberoamericana) y Washington (relativas a Venezuela pero con relevancia principal de EEUU), sólo tres de las veintidós noticias relativas a Venezuela han sido publicadas desde su capital, Caracas. Esto se agrava aún más si observamos que de esas tres noticias, dos son de la agencia de noticias EFE, y sólo una de un periodista de El País, Ewald Schafenberg. 

Pero, ¿Por qué Miami? ¿Qué hay detrás? Miami fue el principal destino de los cubanos que abandonaron el país tras la caída de la dictadura de Fulgencio Batista, gran parte de ellos oligarcas con grandes extensiones de tierra que posteriormente serían expropiados por el Gobierno revolucionario. Desde entonces, y hasta nuestros días, en Miami se impulsa y subvenciona a la conocida disidencia cubana, y al resto de organizaciones que oponen a los gobiernos progresistas de América Latina. No es de extrañar que, por ejemplo, los medios locales hagan apología del Golpe de Estado que se llevó a cabo en Venezuela, donde se vivieron días de tensión que causaron 19 muertes y más de 100 heridos. Si volvemos la vista atrás, podremos ver como El País justificó y apoyó dicho Golpe de Estado, a través de un editorial. La derecha estadounidense (y, si queremos, mundial) que apoyó las dictaduras latinoamericanas, y ahora usa su poder contra los gobiernos de izquierda de América Latina, con su sede ‘simbólica’ fijada en Miami, es la misma que surte de noticias a El País, que durante mucho tiempo ha sido considerado de izquierda por la opinión pública española.


Hugo Chávez, la misma historia
Imagen
El mismo panorama nos encontramos si analizamos contenidos que guarden relación con el Presidente de la República, Hugo Chávez. El reparto de la localización es el siguiente: Miami 53.7% (15), Caracas 21,4% (6), Madrid 10,7% (3), México 7,1% (2), Washington 3,5% (1) y La Paz 3,5% (1). En este caso, las informaciones de La Paz (la vigilia del actor Sean Penn en la embajada venezolana de La Paz en apoyo a Chávez) y Washington (el aval de EEUU para elegir el posible sustituto de Chávez en elecciones), son justificables. Del resto, de las 6 noticias referenciadas en Caracas, 4 son de la agencia EFE, por tan solo 2 propias de El País, de Ewald Schafenberg.

Aunque la mayoría de las noticias analizadas coinciden en ambas categorías de estudio, no deja de sorprender que en ambos casos, más de la mitad de las noticias provengan de Miami, teniendo en cuenta todo lo que representa, políticamente, dicha ciudad.