miércoles, 7 de septiembre de 2011

Entrevista  a Jordan Rodríguez  

(corresponsal de TeleSUR enviado a Libia)




El 16 de Abril del año en curso tuvimos la oportunidad de conversar unos minutos  en la versión N° 13  del programa radial “Entre Notas” bajo la conducción de Omar Muñoz trasmitido desde Maracaibo. Estado Zulia por CATATUMBO 99.1 FM.  con el corresponsal de TeleSUR Jordán Rodríguez  enviado a Libia.


Omar Muñoz:

Tenemos mucho interés en saber tu opinión y visión sobre el conflicto en Libia, así como conocer qué vínculo podrías establecer entre el accionar de Estados Unidos, en conjunto con las Fuerzas Militares de ese país,  y la impulsión de golpes de Estado.

Jordán Rodríguez:

Es el mismo guión todo el tiempo, es el guión que aplicaron en Venezuela en Abril del año 2002. Inventaron la mentira que el presidente Chávez estaba matando gente  en Puente Llaguno para derrocarlo, lo mismo que le aplicaron a Zelaya en Honduras, lo mismo que trataron de aplicarle a Correa en Ecuador, lo mismo que trataron o tratan de  aplicarle en Cuba desde hace 50 años. Es siempre el mismo libreto donde los medios de comunicación tienen un papel predominante y donde se han convertido en esos caballos de guerra de las empresas de la guerra. Recordemos las CMP, Compañías Militares Privadas, son las que se están enriqueciendo con todo esto, hay mercenarios que cobran millones de dólares que están en Irak , Afganistán, en países el Medio Oriente.  Lo que esta pasando en el Magreb es simplemente una maniobra para dividir la zona para quedarse con los recursos y repartírselos  entre las grandes potencias.


Lo que va a pasar en Libia, si me pregunta mi opinión personal, un país divido. Dos grupos de personas radicalizados, unos que van a defender a Gadafi hasta la muerte, otros que van  luchar hasta que Gadafi se vaya o hasta que logren asesinarlo, y pues  lamentablemente los Estados Unidos se van a quedar con el petróleo, que es lo que les interesa  y las Reservas Internacionales que son 200 mil millones de dólares. Se  van a repartir entre Francia e Inglaterra, recordemos que  son dos países que están quebrados en este momento, lo triste de todo esto son las víctimas civiles que nosotros en  TeleSUR pudimos captar con nuestra cámara el asesinato de mujeres, de niños, de hombres, de ancianos cuando comenzaron los bombardeos de la OTAN, que fueron los únicos bombardeos,  por ejemplo, que se registraron en Trípoli,  en la Capital. Allí  no han caídos más bombas sino las bombas lanzadas por la OTAN, las bombas  supuestamente inteligentes  que nunca matan a los que tienen que matar. Hay que recordar en Irak el asesinato de mas de 100 periodistas en un Hotel, la primera bomba que cayó en Trípoli fue a 5 kilómetros de la ventana de  mi cuarto, y  sabes, siempre pasa lo mismo y al final dicen que son daños colaterales, de hecho han matado rebeldes con esas bombas. Es lo ilógico de la guerra y de esta Resolución de las Naciones Unidas y del Tratado de Atlántico Norte porque dicen que van a bombardear para evitar bombardeos sin impórtales la muerte de civiles inocentes.


OM:

Jordán, se ha demostrado que los rebeldes tienen artillería y tanques. Por lo tanto ¿no es ninguna  protesta cívica la que se inició allí?

JR:

Se ha demostrado a través de las imágenes por qué los rebeldes al principio utilizaban como estrategia dejarse firmar  para mostrar su fuerza. Ellos, sin lugar a  dudas, cuentan con armamentos que les han quitado a las Fuerzas Armadas Libias, también hay un grupo importantes de militares que se han pasado a las filas de los rebeldes y eso los ha fortalecido, pero también hay   otro elemento que es el elemento externo. El Presidente de los Estados Unidos ha dicho en varias oportunidades que ellos van armar a los rebeldes si es que ya no lo están haciendo. Recordemos que Bengasi está muy cerca de la frontera  Egipto y en  estos momentos  Estados Unidos está muy metido en Egipto, entonces  sería muy fácil meter el armamento por esa parte del país. Claro, lo que te dije al principio no es lo mismo de hablar de una guerra entre dos bandos entre un grupo de hombres armados y un ejército. Hablar del asesinato de civiles inocentes es el teatro que se ha montado en los grandes medios o que se ha montado, se ha dicho que Gadafi estaba asesinando gente; de hecho la cifra de muertos aún no se ha determinado pero desde el día 4 o 5 del conflicto ya se hablaba de  4000 o 5000 personas muertas, entonces es toda una estrategia montada, el objetivo final, pues, es demandar a ese país. Libia fue cercada, se dio un hecho similar en Túnez, luego Egipto y el objetivo central era Libia. También hay que hablar de la cercanía de estos países con países que se han declarado, o que no se han declarado, y que precisamente los Estados Unidos los ven como sus enemigos. Por ejemplo Irán, que sería un objetivo sumamente importante, y pues es parte de la maniobra imperial de expansionismo, sobre todo de esta zona tan rica en recursos naturales.


OM:

Jordán, ¿Tú estabas en Libia cuando los acontecimientos se iniciaron o fuiste enviado a cubrir  los hechos? Un poco  para saber si estabas al tanto de cómo brotó la insurgencia y cómo se crearon esas condiciones que hizo que llegaran a este extremo los acontecimientos.

JR:

Los enfrentamientos comenzaron en Libia el 17 de Febrero. Yo llego a Libia el 23 porque llegamos hasta Roma y no había vuelo, todo una complicación. Llegamos casi una semana después, pero fuimos el primer equipo de prensa internacional que llegó por eso todo el ruido que causó la presencia de TeleSUR en Trípoli. Primero, porque desmentimos todo lo que estaban diciendo en los medios, y segundo, porque fuimos el primer medio en llegar, tuvimos esa suerte de ser los primeros en  estar en el sitio. Hay que informar a la gente, se habla mucho por ejemplo en el Twitter. Hay personas  que  me decían  es que la gente en Libia está cansada de 40 años muriéndose de hambre. Eso es mentira, la calidad de vida de los libios es altísima, estamos hablando de un país sumamente desarrollado, que  tiene el mayor Producto Interno Bruto de la zona, con una alta tasa de empleos formales, con un desarrollo importante. En la ciudad de Trípoli yo  llegué a contar 30 desarrollos urbanísticos en plena construcción. Es un país que mueve muchísimo su economía. De hecho, la mano de obra es casi toda extranjera, y era el grupo de personas que veíamos y que reportábamos que se estaban yendo del país por miedo a lo que estaba pasando. Cuando yo conversaba con los rebeldes, que casi todos son profesionales, o todos con lo que yo conversé, lo eran arquitectos, ingenieros, médicos que habían tenido la posibilidad, a través  de becas pagadas por el Estados, de ir a estudia a Londres, a Paris. Ellos simplemente decían que no estaban de acuerdo porque en Egipto y Túnez hay una realidad diferente, y ellos me decían que estaban muy bien en Libia y que estaban luchando por la libertad. Y  bueno, tú te preguntas la libertad de qué, porque tu puedes tener la libertad en América Latina de morirte de hambre pero en este país no la tienes, por ejemplo los hospitales en Libia son clínicas privadas, aquí en Venezuela, para que la gente se haga una idea real de lo que estaba pasando, entonces incluso  tu sentías en esas conversaciones pues la cierta manipulación, ese pensamiento  pro occidental. Recordemos que en el Mahoma se tiene la tradición siempre de seguir a un líder, y  que ese líder cuando muere deja a alguien,  pues ahora, de pronto de la noche a la mañana, quieren una democracia. Vamos a ver lo que está pasando en Egipto, sacaron a Mubarak, que hay que recordar a nuestra gente que era el hijo consentido de la Casa Blanca. Los Estados Unidos financió toda la dictadura de Mubarak en Egipto, y Mubarak sale de la presidencia por un movimiento social. Tal vez la CIA tendrá sus manos metida allí también, que es lo más seguro y ahí está Egipto acéfalo. Nadie quiere asumir el rol de líder del gobierno.


O.M:

Si nos puedes explicar el manejo de las informaciones  por parte de TeleSUR , y la contrapartida del manejo que reflejaban las grandes transnacionales.

JR: Bueno, las reflejaban cuando las reflejaban porque nosotros llegamos el 23 y estuvimos 4 días solos en Trípoli y empezamos a informar de lo que estaba pasando. Que había un control del Ejército. Al cuarto día de estar allá, comienzan a llegar los equipos de prensa internacional. Por invitación del gobierno somos todos llevados a un hotel, y pues hubo equipos de prensa de grandes agencias internacionales que nunca salieron del hotel. Escribían de cosas que no estaban viendo. Yo le llegué a preguntar a corresponsales de agencias de dónde sacaban información, entonces te hablaban de un tal Alí que ellos llamaban por teléfono. Como que si yo comience ahorita aquí en una cola en Petare, en el carro que voy manejando y comience con mi laptop a escribir de algo que está pasando en Cabimas o en Bachaquero, entiende. Entonces cuál es el trabajo de prensa. La  prensa internacional  simplemente fue allá a justificar la invasión, a justificar la guerra. Hay dos frases que marcaron esa  cobertura internacional: una me la dijo un francés, y otra un inglés, cuando estábamos  conversando. En un momento me molesté porque  no salían a cubrir nada en la calle, entonces tú los veías todo el día sentados en el lobby, sentados en la piscina tomando capuchino,  escribiendo cualquier cosa, justificando según una fuente que uno nunca  pudo confirmar, así como el médico famoso que hablaba del número de  muertos, y que nadie ha  visto nunca ningún médico. “Bueno, por qué tú haces esto”. Y un reportero inglés me llegó a decir a mí “I want a blod”, “yo quiero sangre”, “sino tengo sangre no tengo noticia”. Y otro  reportero francés me dijo cuando le reclamé “Ustedes no pueden hacer eso, tienen que salir, tienen que hablar con la gente”. Me dijo “aquí todo el mundo sabe y hace lo que tiene que hacer”. Los reporteros de los medios internacionales simplemente  no salían a grabar, estaban justificando todo eso.

O.M:

Bueno Jordán agradecemos la gentileza de atendernos. Esperamos poder contar contigo en próximas emisiones del programa “Entre Notas”. Muchas gracias.