lunes, 28 de junio de 2010


Portada :: América Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-06-2010

Entrevista al Presidente Manuel Zelaya Rosales
"Debemos vencer el golpe de Estado, la impunidad y el terror"

Rebelión / Junge Welt


Este 28 de junio, el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) sale a la calle para denunciar al golpe de Estado y la continua represión del régimen de facto. Actualmente el Frente lleva a cabo una recolección de más de un 1.200.000 mil firmas para lograr el retorno de Manuel Zelaya a Honduras y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente. Entrevista realizada para el periódico alemán “Junge Welt”. 

Manola Romalo: Señor Presidente, hoy se cumple un año desde que un grupo de grandes empresarios hondureños mandaron a las fuerzas armadas a sacarle a punta de fusil de su casa. ¿Qué significa esto para el futuro de Honduras?

Manuel Zelaya: Ellos ahora tienen más problemas que antes: hicieron tomar conciencia no sólo al pueblo de Honduras, sino también a los pueblos de América de la amenaza que representa la ambición económica para las democracias, con este ataque lograron acelerar el proceso de transformación, al nacer nuevas fuerzas de oposición.

La influencia de las grandes trasnacionales se extiende a la política exterior de los Estados Unidos, la prueba está en que en lo que va de la administración del Presidente Obama, al igual que en el pasado, cayó en el terrible error de apoyar el terrorismo de Estado, con el regreso de los golpes militares, prácticas ya conocidas de la extrema derecha, empeñada en sembrar la barbarie.

Manola Romalo: A pesar de que los golpistas trataban de maquillar en "democráticas" las elecciones presidenciales de noviembre de 2009 - patrocinadas por el Departamento de Estado de EE.UU.- gran parte de la comunidad internacional no ha reconocido la legitimidad del actual Gobierno. ¿Qué transformaciones necesita su país para lograr lo que pide el pueblo?

Manuel Zelaya: He presentado un plan de reconciliación de 6 puntos, que desde luego pasa por el respeto a los Derechos Humanos y el final de la impunidad.

Ese es el camino correcto para revertir el golpe de Estado y regresar al estado de derecho.
Los EEUU y sus aliados criollos, en su posición inflexible y extremista de dejar impune el golpe de Estado en Honduras no apoyan ese plan ni ayudan en nada a la reconciliación del pueblo hondureño.
Contrario a lo que esperábamos, con sus declaraciones el Departamento de Estado ignora el crimen que antes condenaba y habla de “crisis política” y manifiesta públicamente que ignora lo que está a su vista: la inmunidad y los privilegios de que gozan los golpistas en Honduras.

Manola Romalo: En su página Web (1) la Cancillería de Alemania informa que “después del golpe de Estado”, el gobierno federal no empezará nuevos proyectos de ayuda a Honduras, cancelando igualmente los de “consulta gubernamental.” ¿Cuál es la situación socioeconómica del país?

Manuel Zelaya: Los números hablan mejor que las palabras. En tres años logramos los índices de crecimiento del 6,5 y 6,7, los mejores en la historia de Honduras, y la reducción de la pobreza en más del 10% por primera vez en treinta años.

Por el contrario, desde el golpe de Estado a la fecha, el país ha entrado en recesión económica, aumentado la pobreza y el número de pobres, igual que la significativa reducción de la inversión privada y estatal. El daño que ha causado el golpe en el proceso de desarrollo económico por lo menos va tardar diez años en recuperarse.

Manola Romalo: El 28 de junio habrán grandes movilizaciones en todo el país en cuales se discutirán los puntos de la Declaración Soberana. La Resistencia quiere lograr una “refundación de Honduras”. ¿Cuáles son los pasos necesarios?

Manuel Zelaya: Debemos vencer el golpe, la impunidad y el terror. La Asamblea Nacional Constituyente, con participación de todos los sectores, es el legítimo instrumento para reconstruir la democracia, el orden constitucional y el Estado de derecho.
Organización, conciencia y movilización, para fortalecer el FNRP, que es la fuerza social y política en Resistencia contra el golpe, tenemos la responsabilidad de la reconstrucción y el pueblo de retomar las tareas por la transformación del país.

Manola Romalo: Señor Presidente, en el contexto político de Honduras, el pueblo reclama con fervor su retorno ¿ qué planes tiene usted para el futuro?

Manuel Zelaya:
El futuro no está muy lejos. Pero hago planes para el presente: lograr vencer los 
 espacios de impunidad con los que pretenden los golpistas encubrir los crímenes contra la democracia y contra la humanidad.

Mi retorno deberá producirse a lo inmediato, no existe pretexto ni justificación que explique la ausencia absoluta de garantías para mi retorno. No es posible que alguien pretenda vernos a las víctimas sometidos a la justicia de nuestros verdugos.
Mi retorno está ligado al retorno del Estado de derecho en honduras, el propio presidente Lobo dice sentirse amenazado y acto seguido dice que el me garantiza mi seguridad.

Evidentemente están usando Honduras como conejillo de indias, como un laboratorio de la violencia, Regresando a las castas militares a reprimir al pueblo e infundir zozobra para mantener control sobre la sociedad. 

No les han importado las consecuencias en el proceso de integración regional y la confrontación con los organismos multilaterales que han salido seriamente afectados.

Las pruebas están a la vista, refundaron un régimen de terror y persecución y EE.UU. perdió gran parte de su prestigio en América Latina