martes, 2 de marzo de 2010

Nota de Prensa BCV
26/02/2010

Conocer las causas del neoliberalismo
es necesario para generar vías alternativas


“Es necesario conocer y comprender bien las raíces teóricas, ideológicas y la práctica del llamado neoliberalismo, porque en la medida en que entendamos cuál es su naturaleza podemos tener claro su función y, al mismo tiempo, despejar el camino para generar propuestas alternativas, que sean propias y realmente estén diseñadas con atención a nuestras necesidades y problemas estructurales”.

Así lo señaló el director del Banco Central de Venezuela (BCV), José Félix Rivas Alvarado, en las Jornadas Permanentes de Economía Política Latinoamericana, que se realizaron este jueves y viernes en la sede del instituto emisor, organizadas por el BCV con el apoyo de la Universidad Bolivariana de Venezuela y la Universidad Latinoamericana y del Caribe.

Rivas Alvarado recalcó que el modelo neoliberal debe ser identificado claramente para evitar que pueda recomponerse y ser reimplantado en los países latinoamericanos. Destacó que esta teoría económica comenzó a establecerse a finales de 1970, ya que fue la principal fórmula para consolidar el proceso de expansión del sistema capitalista mundial tras el agotamiento del pacto keynesiano y el anterior modelo de acumulación.

El expositor detalló que la doctrina neoliberal se fundamentó en el concepto del libre comercio y su receta para América Latina supuso una apertura total, con la falsa propuesta de que la riqueza y el bienestar del desarrollo de los países centrales se trasladaría de manera espontánea al resto de los países. “Bajo este esquema, la libertad individual y la libre empresa se consideran más importantes, incluso, que los derechos humanos”.

Entre los principios del neoliberalismo figuran también el pleno empleo, el equilibrio externo y la introducción de la figura de los factores de producción para suprimir la discusión acerca de la lucha de clases. “Con ello se pretendió anular la economía política y sólo se habló de economía moderna”.

El Director del BCV recordó que el primer ensayo de la doctrina neoliberal se produjo en el Chile de Augusto Pinochet y luego se fue implantando en la Inglaterra de Margaret Thatcher. En el caso específico de Venezuela, citó que se produjeron varios intentos previos al segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez, pero que fue durante ese período de finales de los 80 y comienzo de los 90 cuando se arreció la aplicación de políticas económicas abiertamente neoliberales.

“Este programa para Venezuela fue diseñado por economistas egresados de las mejores universidades del mundo y surgió como respuesta al agotamiento del modelo capitalista rentistítico existente en este país, cuyo reparto de la renta petrolera incluía sólo a 5 actores: el binomio partidista AD-Copei, Fedecámaras, la CTV, la Fuerza Armada y la Iglesia. Luego de la rebelión militar de 1992 entran en escena también los medios de comunicación”.
Igualmente, mencionó que la propuesta neoliberal satanizó todas las instituciones públicas e incluyó una visión que anteponía lo macroeconómico por encima de lo sectorial. “Por eso en un país petrolero desaparecieron de las universidades las cátedras de petróleo, en áreas clave como la Economía y el Derecho. Lo único realmente importante era la política comercial, en detrimento de la política industrial y agrícola”.
Destacó que ese modelo excluyente comenzó a hacer implosión con el sacudón social del 27 y 28 de febrero de 1989, el cual fue reprimido brutalmente
Rivas Alvarado reiteró que es imperativo que tengamos “la capacidad de generar nuestras propias rutas, nuestro propio pensamiento, nuestras propias visiones del mundo y nuestras propias soluciones”.