martes, 23 de febrero de 2010


Rebelión en Twitter


Rebelion.org comienza su andadura en Twitter (http://twitter.com/_rebelion_org)

Cuando hace ya casi 14 años se puso en marcha el proyecto de Rebelión, la decisión de hacerlo a través de Internet (un territorio ignoto por aquel entonces) se convirtió en un acierto con el paso del tiempo. El ejemplo de Rebelión ayudó a la proliferación de medios alternativos y comunitarios en la red y sirvió para plantar cara a los grandes emporios de la información. La polarización entre explotadores y explotados, entre criminales y resistentes es la misma que hay entre grandes medios de comunicación por un lado y medios alternativos por otro. Se trataba (y se trata) de un combate desigual pero en el que se están dando grandes pasos. Los medios comunitarios han demostrado ser toda una alternativa consolidada frente a las multinacionales del entretenimiento, como quedó demostrado durante el golpe de Estado en Venezuela, en 2002, o más recientemente el sufrido en Honduras, por poner sólo dos ejemplos. Internet se convirtió en campo de batalla contra el modelo periodístico afín a los dictados del Imperio, y constituyó una necesaria herramienta en el terreno de la comunicación para el movimiento social.
Una década después surgió Twitter, un sitio de microbloggin en Internet que sirve para enviar mensajes breves, de hasta 140 caracteres, y que enlaza a personas afines o vinculadas por intereses comunes. Se trata de una de las más exitosas redes sociales de Internet, que en tres años y medio (fue lanzado el 13 de julio del 2006) ha llegado a alcanzar la cifra de 75 millones de usuarios. Y se calcula que aproximadamente el 20% del tráfico de Internet pasa por Twitter.
Su éxito se debe a un grupo de peculiaridades de su diseño y funcionamiento, entre ellas la sencillez, el estar abierto y la compatibilidad con múltiples aplicaciones y teléfonos móviles. También ofrece la posibilidad, casi en tiempo real, de recibir avisos de noticias, y reenviarlas, con una actualización constante de los usuarios o cuentas que decidamos, y que almacena las noticias recibidas sin tener que perder el tiempo usando motores de búsqueda, como Google.
De hecho son precisamente las características de funcionamiento de ese inocente sitio web las que han hecho saltar las alarmas de los estrategas de la CIA y el Departamento de Estado, del Pentágono y la Secretaría de Seguridad Nacional. Si en un primer momento los planificadores del sistema neoliberal se felicitaban por el uso de Twitter para “derrocar tiranías y llevar la democracia a los países” (como podía leerse en “Iran´s Twitter Revolution”), pronto se demostró que los pueblos aprenden rápido las lecciones de lucha y que, como en las emboscadas guerrilleras, los luchadores sociales se hacían con la armas del enemigo para incrementar la lucha.
Como nos recuerda Eliades Acosta (en Twitter, del miedo y las ilusiones)
Este sistema [Twitter] ha sido utilizado para todo lo humano y divino que podamos imaginar, desde coordinar a manifestantes para eludir las barreras policiales y alertar a la población sobre el paso de un tornado, hasta para comunicar a pastores religiosos con sus feligreses o publicar una novela por microcapítulos. Twitter ha dado al mundo, antes que los grandes medios de prensa, la primicia del resultado de juicios polémicos, competencias deportivas y crímenes espectaculares, narrados por testigos presenciales, y también de accidentes, golpes de estado y represión, contados por sus víctimas. Ha servido para defender la democracia, como lo demostró en manos de la resistencia hondureña y también para socavarla, como se evidenció en el caso de las protestas iraníes alentadas por los enemigos de la revolución, tras las elecciones presidenciales de junio del 2009.
El caso de Irán es paradigmático y muestra que pese al uso manipulador de Twitter (denunciado por importantes investigadores) por parte de Washington, ya hay quien advierte de su peligro desde las filas neocon. Y así, en el boletín “Homeland Security News” (26 de octubre, 2009) se alertaba que un reporte del 304 Millitary Intelligence Battalion, publicado en la web de la Federation of American Scientists, se incluía a Twitter junto a los GPS y los software para transformar la voz entre las “nuevas tecnologías potencialmente peligrosas en manos de los terroristas”.
El uso de Twitter por parte de las agencias de inteligencia israelíes y estadounidenses durante la crisis iraní, dio un nuevo escenario a denuncias que en su momento hubiesen sido silenciadas, como la formulada por Eva Golinger, el 22 de octubre en su artículo “CIA compra empresas que monitorean blogs, Twitter, YouTube y Amazon”, el cual se remite a una noticia publicada por la revista “Wired”. De esta manera lo sospechado se confirmaba: In-O-Tel, una empresa de la CIA acababa de hacer una fuerte inversión en Visibles Technologies, que vigila diariamente medio millón de conversaciones y mensajes en redes sociales como Flickr, YouTube, Twitter y Amazon. Visible, a su vez, colabora con Concepts & Strategies, dedicada a monitorear y traducir medios extranjeros para el Pentágono.
Una y otra vez la realidad muestra y demuestra que, pese a las ingentes cantidades de dinero destinadas a la manipulación informativa y al adoctrinamiento de la opinión pública por parte de los rectores del Imperio, hay una batalla que han perdido, la de la credibilidad. Ya sólo les creen los suyos, la ciudadanía mundial sabe que mienten.
A caballo entre las ilusiones del uso de la tecnología, y especialmente de Twitter, para fines subversivos, hegemónicos e imperiales, y el pavor que despierta la posibilidad de que los pueblos del mundo hagan uso de ella para resistir y luchar, los estrategas de la Larga Marcha neoconservadora apenas duermen, estrujados por sus manías y depresiones, por sus euforias y desalientos. [Acosta]
Pero el combate es duro. Tratando de mejorar y de llegar a más personas (fundamentalmente jóvenes) Rebelión busca ahora la difusión de su trabajo haciendo uso para ello de Twitter (http://twitter.com/_rebelion_org). Es verdad que nuestros recursos son muy limitados, pero también los apoyos son ilimitados. En este mundo de luchas compartidas la coordinación es fundamental para todos los que estamos en una misma causa. Es esa voluntad y la capacidad de socializar esfuerzos y victorias lo que constituye la auténtica Rebelión.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter