sábado, 2 de enero de 2010


Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-01-2010

Rizando el rizo de la manipulación mediática
Lo que en Honduras no era represión, en Irán acaba siéndolo por obra y gracia de la prensa internacional



La cadena France 2, emitió el pasado lunes imágenes de una protesta contra la dictadura hondureña tal como si fuesen imágenes de una reciente manifestación en Teherán. Concretamente, emitieron unas imágenes de la represión violenta de policías y militares golpistas en Honduras contra la resistencia popular tras el golpe de Estado, tratando de hacer pasar tales imágenes como si fuesen sucesos acontecidos en las revueltas desarrolladas en Irán el pasado fin de semana, como supuesta demostración de la violencia policial y la represión llevada a cabo por la policía iraní contra los manifestantes de la oposición.

La manipulación fue descubierta y denunciada por la web Arrêt sur images, que se dedica a analizar las imágenes que aparecen en los medios. Tal y como cuentan en esta web, esa fotografía se encontraba en una fotogalería del 9 de julio en el digital de Le Figaro.

Además, la cadena francesa no se conformó con una sola transmisión de las imágenes manipuladas. Tales imágenes fueron emitidas varias veces a lo largo del día en los diferentes espacios informativos de la televisora, tal y como se cuenta desde Aporrea.org. Hasta ahora la emisora no ha emitido ningún tipo de corrección ni aclaratoria sobre el hecho. Tampoco se espera que tengan pensado hacerlo, salvo, como mucho, para tratar de pasar la manipulación por un error inocente, tal y como ya han hecho en su defensa los medios de comunicación internacionales que han publicado la noticia, entre ellos el diario español Público.

Aunque, esta vez, lo más penoso del tema no es ya la manipulación de las imágenes en sí misma, algo que, por desgracia, no es nada sorprendente y ocurre a diario en esa y otras muchas cadenas de televisión occidentales, así como en radio y prensa escrita. Esta vez han ido mucho más allá de eso: esta vez han rizado el rizo de la manipulación mediática a través de una interpretación de las imágenes que varía por completo desde la primera interpretación que los medios dieron a las imágenes en su contexto original, hasta la que actualmente vienen haciendo en el contexto donde esas mismas imágenes han sido falsamente insertadas.

Es poco menos que surrealista que la cadena en cuestión se atreva a emitir unas imágenes de represión policial en Honduras como supuestas imágenes de represión policial en Irán, cuando los golpistas hondureños han sido bendecidos por los medios occidentales y tales imágenes han sido ocultadas sistemáticamente a la población occidental, o tratadas de tal forma que a los manifestantes reprimidos se los hacía pasar por culpables de la situación, y poco menos que merecedores de todo lo que les pudiese ocurrir, mientras que ahora se usan esas mismas imágenes para desarrollar unos juicios justamente contrarios a la hora de valorar mediáticamente la relación entre manifestantes y policías, represores y víctimas.

Aquellas imágenes, esas mismas imágenes que ahora emiten como si fuesen de Irán, cuando eran emitidas en su contexto verdadero, es decir, cuando eran emitidas como parte de las informaciones que se daban sobre los sucesos posteriores al golpe de Estado en Honduras, eran tratadas de tal modo que en ningún caso se podía hablar de represión policial o de ataque a los derechos humanos por parte de las fuerzas militares golpistas, sino todo lo contrario: eran cargas policiales legítimas contra turbas de vándalos enfurecidos que querían perturbar la democracia hondureña y sembrar el caos en el país.

Ahora, en cambio, paradojas de la vida que bien demuestran al grado de manipulación y bajeza moral al que pueden llegar estos medios, esas mismas imágenes son utilizadas para atacar al gobierno de Irán, para denunciar represión a los manifestantes de la oposición y para hablar de atentados contra los Derechos Humanos en Irán. En Honduras eran una cosa, ahora en Irán son justamente la contraria, según sople el viento mediático.

Es decir, en su contexto de procedencia, el contexto del cual provienen verdaderamente las imágenes, tales sucesos no eran muestra alguna de represión policial o de ataques a los Derechos Humanos en contra de los miembros de la resistencia hondureña opuestos al golpe de Estado, y, en cambio, unos meses después, insertadas falsamente en otro contexto, esas mismas imágenes pasan automáticamente a ser lo que antes no eran, por obra y gracia de la interpretación mediática que hacen de ellas en determinados medios occidentales, que ahora ya sí las ven como una muestra evidente de represión y de quebrantamiento de los Derechos Humanos de los opositores en Irán. Y eso que las imágenes son de Honduras y no de Irán. ¡Qué bárbaro!

En fin, qué más se puede decir. Así se las gastan estos medios, y así es como crean opiniones del mundo a su medida, tal cual quieren en cada momento, y según les interese en cada contexto. Más claro, agua: Una misma imagen, en su contexto real, es vendida como una cosa que no es, y en su contexto inventado es vendida como lo que sí es en realidad. En cambio, resulta que donde existe represión y ataque a los Derechos Humanos para los medios que emiten las imágenes es donde tales imágenes no son reales, y donde no existe nada de eso es precisamente de donde provienen tales imágenes en realidad. El mundo al revés. De locos. Y se quedan tan a gusto.

Cada día tienen menos vergüenza....


Portada :: América Latina :: Golpe de estado militar en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-01-2010

Honduras
El periodista Cesar Silva es secuestrado y llevado a cárcel clandestina

Defensores en Línea


El periodista César Silva fue bajado de un taxi por tres hombres armados, que a punta de pistola lo tomaron por la fuerza y posteriormente lo llevaron a una cárcel clandestina este 28 de diciembre, donde lo sometieron por más de 24 horas a intensos interrogatorios para que dijera "dónde tenía las armas y con qué grupos trabajaba". Fue dejado abandonado en un sitio solitario después que sus secuestradores le dijeron que tenía un ángel guardián que abogó por su vida.

Silva es un comprometido comunicador social que ha sido víctima constante de hostigamiento, golpes y encarcelamiento por parte de los cuerpos represivos del Estado desde el propio 28 de junio en que se perpetró el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya Rosales.

Llegó exhausto a las oficinas del Cofadeh después de caminar desde el barrio El Chile de la capital, donde fue dejado abandonado, después de permanecer más de 24 horas en poder de sus secuestradores que lo mantuvieron en constante interrogatorio, golpes y un reflector en su rostro que lo hizo hasta perder la noción del tiempo.

Me preguntaban por las armas, por grupos que según ellos yo estaba formando, contactos que tengo en el extranjero y qué hago con los videos y fotografías porque según ellos les estoy causando mucho daño.

Eran las ocho y treinta de la mañana, fui capturado en el anillo periférico, cerca de la gasolinera que está a inmediaciones de la Colonia La Cañada, venía de la zona Sur y me bajé a inmediaciones de Loarque, tomé un taxi para trasladarme a mi casa que queda al otro extremo de la ciudad, cuando íbamos ya en el anillo periférico vi un carro color blanco hueso o blanco que viene bien cerca y que le hace señas con las luces al taxista para que se detuviera, pero yo le dije a él no detenga, vamos hacia la gasolinera que allí hay más gente y hay vigilantes.

Pero la acción no se concretó, de los nervios se le apagó el carro y tres hombres sacaron sus armas cortas de 9 milímetros y calibre 38, “yo pensé que iban a dispararme y el taxista paró el vehículo”, dijo Silva.

Según el relato del afectado, los hombres se bajaron con pistola en mano, me sacaron y me metieron a empujones al carro que iban ellos, “solo tuve tiempo de decirle al taxista soy periodista y soy de la resistencia, venía otro carro atrás se medio detuvo, no pude hacer nada, ya me ingresaron y me colocaron en la parte de atrás del mismo en medio de dos de ellos, es una camioneta. Al taxista le dijeron perdete que si no te vamos a matar”.

Agregó que cuando ya iba en el vehículo intentó levantar la cabeza, pero con palabras soeces de amenazaron con matarlo de un balazo si continuaba haciéndolo.

Recordando las escenas de mucho suspenso vividas y de las cuales logró salir con vida expresó que hubo silencio, “en un momento que me sentía cansado porque me llevaban con las manos oprimidas, intenté acomodarme, pero uno de ellos me pegó con el antebrazo y me dijo vos siempre te la tirás de guapo y me volvieron a colocar como iba, yo les pregunté hacia dónde me llevan, qué pasa y no me dijeron nada, yo intentaba verificar hacia qué rumbo me llevaban”.

De acuerdo a la dirección que le llevaron pasaron por la colonia Victor F. Ardón, y después dieron varias vueltas para que perdiera la noción del lugar y por eso no se dio cuenta si lo trasladaron hacia el Oriente del país o podría tratarse de El Hatillo, cerca de El Picacho, en Tegucigalpa, recorrido que duró 45 minutos, durante los cuales el hombre de su derecha habló por teléfono por varias ocasiones pidiendo instrucciones a alguien de las acciones que debía haber con el secuestrado.

Cuando hablaban por celular mencionaron que estaban hablando con El Chacal, quien sabe si era para que el comunicador sintiera mucho miedo porque ya sabemos qué significa un chacal, pero antes le habían colocado una capucha posiblemente de cuero o de lona para que no pudiera ver sus rostros. Dos de los hombres tenían acento como de chilenos.

Cárcel clandestina testigo de torturas Silva no supo dónde lo bajaron, lo cierto es que cuando llegó dos hombres esperaban su ingreso, siendo llevado a un cuarto oscuro donde había un fogón. Un reflector fue puesto hacia su rostro, mientras al otro lado un hombre del cual solo miraba la silueta lo interrogaba, “no supe si se turnaron para interrogarme, lo cierto es que en toda la noche no me dejaron dormir, como una forma de presión, cuando me preguntaron mi nombre dije otro, “no sea pendejo decí quién sos y a qué te dedicás”, le replicaron, pues no podía ocultar su verdadera identidad pues había sido despojado de su billetera con sus documentos personales.

Cuando no les dije nada más uno de ellos salió del cuarto y regresó muy furioso y agarró la silla y me la puso en el cuello y me tiro el agua de una bolsa que me habían dado para que tomara yo no quise hacerlo porque tenía desconfianza tomara, supongo que no tenía órdenes de matarme porque de afuera le decían déjalo no te metás a pedos.

Les solicité me permitieras ir al baño en la madrugada y un hombre brusco me dijo “cagate allí” pero me esperé y vino otro más condescendiente que me sacó hacia el monte porque allí no hay servicio, y allí me hice pero siempre me mantuvieron enfrente un reflector de modo que no viera quién estaba detrás de él.

En la mañana le dijeron “tenés un ángel de la guarda, ellos te protegen, dejate de pendejadas ahora te salvaste” y como a los tres minutos lo sacaron poniéndole de nuevo la capucha para subirlo a otro vehículo , “les pregunté para dónde me llevan, no hablaron nada , había un silencio total, les vuelvo a preguntar y ahora qué pasa para dónde me llevan, eso me puso en una inquietud terrible, hubo un momento que otro carro les quitó el derecho de vía y alegaron, sentí que llegamos a una calle de tierra y dejaron en las cercanías del barrio el Chile.

“Allí el carro lo metieron al fondo a una calle de tierra, allí creí que me iban a matar , uno de ellos abrió la puerta y me dijo “bajate mierda”, me dio una patada en la espalda y me tiró fuera del carro el otro estuvo presto a quitarme la capucha y arrancaron”, detalló aún nervioso ante el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, COFADEH, donde acudió después de caminar a pie desde el sitio donde fue abandonado.

Aunque nadie sabía de su captura y posterior secuestro, unos minutos después de haber sido liberado, un hombre desconocido llamó a la casa de una de sus hermanas y les manifestó que sabían de la detención de su familiar para después colgar. Coincidiendo con esa llamada, el vocero de las Fuerzas Armadas liberaba de responsabilidad a ese cuerpo armado y negó que haya sido llevado a un batallón en el Sur del país, según informaciones que ya circulaban públicamente.

El secuestro y posterior liberación de César Silva es similar al del defensor de los derechos Humanos, Walter Tróchez, quien el 04 de diciembre fue interceptado por desconocidos quienes lo dejaron escapar, para después ser asesinado de un balazo en el centro de la ciudad el 13 de diciembre.

Llegó exhausto al COFADEH


Bertha Oliva, Coordinadora del COFADEH manifestó ante los medios de comunicación que el COFADEH le está brindando acompañamiento y protección a Silva, a la par de solicitar ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, CIDH, medidas cautelares correspondientes, en aras de salvaguardar su vida.

Ante las aseveraciones del vocero militar sobre las amenazas y hechos violentos contra miembros de ese cuerpo militar, como una forma de soslayar la gravedad del hecho ocurrido a Silva, la Coordinadora del COFADEH le refutó diciéndole que el pueblo está desarmado y en total indefensión y que quienes tienen las armas son los cuerpos de seguridad del Estado, entre los que se encuentran las Fuerzas Armadas de Honduras.

Diversas organizaciones internacionales están contactando al COFADEH para saber del caso y brindar apoyo al comunicador social que solamente ha luchado en las calles para lograr revertir el golpe de Estado y lograr que sea reconstruida la institucionalidad del país, acción que comparte junto a miles de ciudadanos y ciudadanas.

Desde el golpe de Estado más de 30 personas han sido asesinadas, otras han sufrido intentos de secuestro, centenares han sido reprimidas con salvajismo y muchas más son en estos momentos objeto de vigilancia y seguimiento, como parte de una estrategia del gobierno usurpador de sembrar el miedo entre la población que se encuentra en resistencia.

Fuente: http://www.piensachile.com/content/view/6491/1/