viernes, 18 de diciembre de 2009


Portada :: África :: Aminetu, la dignidad saharaui
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-12-2009

Tras permanecer 32 días en huelga de hambre, Marruecos aceptó el regreso sin condiciones
Haidar: "Una victoria de los derechos humanos, de la justicia internacional y de la causa saharaui"

Agencias


La activista saharaui Aminatu Haidar partió esta noche de la isla española de Lanzarote hacia el Sahara Occidental a bordo de un avión enviado por el gobierno español tras alcanzar un acuerdo con Marruecos para su regreso.

De este modo, la mujer de 42 años y que se mantuvo por 32 días en huelga de hambre, comenzó su retorno a El Aaiún, capital del Sahara Occidental, de donde fue expulsada el pasado 14 de noviembre, informaron fuentes locales.

"Esto es un triunfo. Una victoria del derecho internacional, de los derechos humanos, de la justicia internacional y de la causa saharaui", afirmó la mujer a la prensa tras salir en silla de ruedas del hospital en el que ingresó en la madrugada del jueves por el agravamiento de su salud.

Más de 300 personas la vitorearon y la felicitaron en el momento en el que embarcó. Envuelta en una manta azul y blanca y con su inevitable melfa, Haidar dedicó tres minutos a despedirse. "Felicidades a la sociedad civil, a la plataforma, a todos los medios que nos han apoyado, muchas gracias por vuestra presencia permanente", dijo la activista.

La mujer afirmó que lo primero que hará es abrazar a sus dos hijos y a su madre. En El Aaiún, la expectación esta noche era grandísima. En el avión la acompañan su hermana y el médico que la atendió voluntariamente al inicio de su protesta.

Haidar salió del hospital sin haber tomado aún alimento alguno, algo que no hará hasta que pise el suelo de la capital del Sahara Occidental, la ex colonia española que Marruecos ocupó en 1975.

Marruecos la expulsó del Sahara Occidental el 14 de noviembre tras quitarle el pasaporte cuando regresaba de recoger en Estados Unidos un galardón al coraje cívico. Hace 15 días, España había intentado ya devolverla al Sahara pero Marruecos, lo impidió.

Según la plataforma que se formó en su apoyo en España, Marruecos ha aceptado esta vez "sin condiciones" su regreso.

La conocida como "Gandhi del Sahara" no tendrá que pedir perdón al rey Mohammed VI ni reconocer públicamente la nacionalidad marroquí, algo a lo que miembros del Ejecutivo alauita la habían instado a lo largo de los 32 días en los que ha estado en huelga de hambre exigiendo poder volver a casa con sus hijos.

Aunque no existe confirmación oficial, el desbloqueo de la situación de Haidar podría haberse conseguido gracias al papel de Francia y Estados Unidos.

Por su parte, el Gobierno español había emitido un comunicado a última hora del jueves en el que hacía un llamamiento a Marruecos para que permitiera su regreso y donde afirmó que comparte la preocupación de la comunidad internacional para que se avance en las negociaciones sobre el Sáhara Occidental.