jueves, 10 de diciembre de 2009

Al recordarse un aniversario más de la declaración universal de los Derechos Humanos, un 10 de diciembre de 1948 en Paris, sin duda alguna quedan muchos interrogantes por resolver.

La real interpretación así como la garantía en el cumplimiento de los artículos consignados, se contrapone con los derechos hoy conculcados por un sistema hegemónico y donde la relevancia del ser humano se desvanece.

Para muchos podría pasar desapercibido, pero en realidad los letales efectos del cambio climático son una realidad que amenaza en sí con la destrucción de la humanidad y lo que queda del planeta.

Mientras tanto y hablando de los mas elementales Derechos Humanos en Copenhague las organizaciones sociales sentaron su posición frente a la defensa del planeta y la formula de alternativas diferentes a las adoptadas por los gobiernos y empresas multinacionales; quienes insisten en NO atacar las causas reales dilatando los espacios de encuentro con falsas soluciones.

Múltiples son los problemas que aquejan la existencia humana en el mundo, para mencionar solo uno, en 13 ciudades italianas mueren cerca de 8000 personas al año debido a la polución.

Miles de voces en Ginebra se hicieron sentir en su rechazo a las políticas de la OMC y sus repercusiones en los derechos económicos, ambientales y sociales. Por otra parte Las calles de Atenas no dejan ser los escenarios de las protestas populares.

Prohibido olvidar y perdonar

Muchos gobiernos poderosos se jactan en sus discursos de su “gran esfuerzo por los Derechos Humanos”. Ni perdón ni olvido a quienes en la practica contrarían el precepto de que el Ser Humano esta por encima de toda consideración.

- Cómo olvidar el bloqueo contra el pueblo de Cuba durante más de 4 décadas, y la injusta condena a los cinco patriotas cubanos encarcelados en Estados Unidos por defender a su Patria.

- Cómo olvidar la represión contra los pueblos originarios, su vida y territorio, como los Pueblos Mapuche, Awá, Wayuu y las organizaciones campesinas en su lucha por la Tierra.

- Cómo olvidar las luchas por el fin del Racismo, y por el respeto a la diversidad sexual.

- Como olvidar la represión brutal por parte de los terratenientes y multinacionales al MST de Brasil, a los Zapatistas de México, y a los Indígenas de la Región Andina.

- Como olvidar que Estados Unidos apoyó al golpe de Estado en Honduras y aparentando respaldar al Presidente Zelaya.

- Como olvidar aquel 30 de octubre como el día de la vergüenza en que Colombia se convirtió en el nuevo portaviones imperial; y las agresiones militares a Irak, Afganistán y Palestina.

- Como olvidar los crímenes de Lesa Humanidad, el terrorismo de Estado y las violaciones de Derechos Humanos de Ayer en Argentina, Chile, Uruguay y de Hoy en Colombia, México, Panamá y Perú.

- Como olvidar los tratos inhumanos y degradantes a los inmigrantes en Europa y Estados Unidos.

Queda mucho por decir y por Resistir, lo cierto es que debemos hacer algo para salvar a la Humanidad, empecemos YÁ…


www.agenciaenpie.org