miércoles, 4 de noviembre de 2009





Henry Kissinger decía que la diplomacia es “el arte de refrenar el poder”. Obviamente, el ideólogo más influyente de la política exterior estadounidense del siglo XX estaba haciendo referencia a la necesidad de “refrenar el poder” de otros países y gobernantes para poder mantener la posición dominante de Estados Unidos ante el mundo. Presidentes como George W. Bush, empleaban el “poder duro” (Hard Power) para lograr este fin: armas, bombas, amenazas e invasiones militares. Otros como Bill Clinton, utilizaban el “poder suave” (Soft Power): la guerra cultural, Hollywood, ideales, diplomacia, autoridad moral y campañas para ganar “las mentes y corazones” de las poblaciones civiles en países adversarios. Pero la administración de Barack Obama ha optado por una mutación de estos dos conceptos, fusionando el poder militar con la diplomacia, la influencia política y económica con la cultural y legal, y llamándolo el “poder inteligente” (Smart Power). Su primera aplicación ha sido en el caso de Honduras, con el golpe de estado, y hasta hoy, ha funcionado a la perfección.

Ver más: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=94525



Portada :: América Latina :: Golpe de estado militar en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-11-2009

Registradas 400 agresiones contra mujeres hondureñas desde el golpe

Prensa Latina


Más de 400 violaciones de los derechos humanos contra las mujeres se registraron en Honduras desde el golpe de Estado del 28 de junio, según un informe de organizaciones femeninas presentado ayer. Los casos incluyen desde insultos, amenazas y persecución, hasta golpizas, despidos, agresiones sexuales y otras formas de violencia, revela el documento presentado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

De acuerdo con el texto, durante la represión de las fuerzas de seguridad contra las manifestaciones antigolpistas murieron dos mujeres a causa de intoxicación con gases lacrimógenos.

Otras siete féminas fueron violadas por efectivos del ejército y la policía después de su arresto o bajo el toque de queda.

"Los abusos se dan contra todo tipo de mujeres, trabajadoras, maestras, abogadas, juezas", denunció Jessica Sánchez, de la organización Feministas en Resistencia, una de las autoras del informe.

Por otra parte, el régimen de facto ha tratado de desarticular las instituciones públicas que salvaguardan los derechos de este sector, como el Instituto Nacional de la Mujer, donde muchas empleadas fueron amenazadas y despedidas.

"Los avances logrados por las mujeres se ven en grave peligro bajo el golpe de Estado", advirtió Adelay Carías Reyes, de Feministas en Resistencia.

Otro sector severamente afectado por el cuartelazo es la niñez y la adolescencia. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia hay 79 casos de menores cuyos derechos fueron violentados en acciones represivas desde el golpe de Estado.

Las activistas pidieron a la CIDH emitir una solicitud urgente al régimen de Roberto Micheletti para que ponga fin a las violaciones humanitarias.

Fuente: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=134159&Itemid=1


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious digg meneame