martes, 24 de noviembre de 2009

Allard y Golinger desenmascaran injerencia de Washington en América Latina

Por: Agencia Bolivariana de Noticias (ABN)
Fecha de publicación: 23/11/09

El libro de Eva Golinger y Jean-Guy Allard desmonta las agresiones silenciosas
de Estados Unidos contra Nuestra América.

Caracas, 23 Nov. ABN.- Mientras decenas de miles de norteamericanos duermen ahora en sus carros o en la acera por el impacto devastador de la crisis económica, Estados Unidos gasta 75 mil millones de dólares en agencias de inteligencia, casi tres veces que hace 15 años.

Esta es la primera revelación que hace el libro La Agresión Permanente, elaborado por el periodista canadiense Jean-Guy Allard y la abogada estadounidense venezolana Eva Golinger, un libro que fue presentado en la Feria Internacional del Libro de Venezuela, y que también se estará presentando en la Cumbre Alba, en la Habana, Cuba, en el mes de diciembre.

En este libro de 193 páginas, los autores explican en cinco capítulos tácticas de agresión de Estados Unidos en América Latina, a través de agencias de inteligencia, así actividades de injerencia en Bolivia, en Cuba, Honduras y Venezuela.

“El jefe de inteligencia norteamericana, Dennis Blair, reveló que se gastan 75 mil millones de dólares para penetrar, para saber, para influir, para comprar conciencias. Y confirmó que la CIA tiene 200 mil oficiales, sin hablar de agentes, colaboradores, o personas que están bajo la influencia de la Comunidad de Inteligencia (constituida por 16 agencias que están en el negocio del espionaje, de la infiltración)”, expresó.

Los materiales que se muestran en este libro están frescos según confiesó Allard, quien destacó que El golpe de estado en Honduras ocupa todo un capítulo y que revela pruebas de la intervención de Washington en este país centroamericano.

El Departamento de Estado tenía conocimiento previo del golpe. El Departamento de Estado y el Congreso de Estados Unidos financiaron y asesoraron a los actores y organizaciones hondureñas que participaron en el golpe. El pentágono entrenó, capacitó, financió y armó al ejercito hondureño que perpetró el golpe y sigue reprimiendo al pueblo, son algunas de las afirmaciones que Allard amplía y argumenta en el libro.

Además, el periodista canadiense asegura que Roberto Micheletti es agente Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) por su cercanía con la embajada de Estados Unidos en Honduras.

“Siempre fue muy cercano a la embajada Americana, si buscas en los archivos de los periódicos hondureños vez que hay muchas coincidencias, Micheletti condecorando al embajador en la propia Asamblea Nacional, abrazando al embajador. Lo que nada como un pato, tiene plumas como un pato, y hace cua cua como un pato, es un pato”, recordó el dicho anglosajón.

Mientras él se ocupó de los hechos y los detalles de los distintos personajes y organizaciones que están colaborando o son parte del aparato de infiltración, de injerencia de Estados Unidos en América Latina, Eva Golinger se encargó de la labor analista y la búsqueda documentos desclasificados. “Todo esto se completa como si fuera los dos lados de una moneda”, expresó.

Bolivia en la mira es otro de los temas que toca en la Agresión Permanente, allí explica el complot contra Evo Morales por parte de empresarios, neonazis y la CIA, y revela que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional financió con más de 97 millones de dólares a grupos separatistas en Bolivia.

Con el título Más de lo mismo de Washington contra Venezuela los autores se adentran en la campaña mediática contra el país y desmontan las estrategias utilizadas desde El departamento de Estado de Norteamérica para manipular la opinión pública.

“El jueves 12 de febrero, solo tres días antes de referéndum en Venezuela, el nuevo Director Nacional de Inteligencia del Presidente Obama, Dennis Blair, dio sus primeras declaraciones ante el Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos (...) Dentro de su testimonio señaló a Venezuela como principal amenaza en este hemisferio debido 'al esfuerzo de Chávez para estrechar su mano más allá que América Latina y dar prioridad a Irán, Rusia y China”, destaca la investigación como una de las pruebas de esta campaña contra Venezuela.

“El aparato de espionaje norteamericano, el aparato de manipulación de la opinión pública, el mecanismo de difamación, en el caso de Venezuela, en el exterior, es una cosa enorme, hay que considerar como hecho que ya despierta la atención”, expresó el autor.

Indicó que con la llegada de Obama todo el mundo creyó que iba a haber un cambio importante de actitud hacia Latinoamérica, sin embargo, aclaró que las actividades de inteligencia no han cesado.

“Para mí, las actividades de inteligencia no son una necesidad del Estado Norteamericano, son una agresión, así como en el caso de las bases militares, el sólo hecho de que haya bases es una agresión, la propia existencia de las bases es una falta de respeto, es como una pistola que te ponen en la cara o un cuchillo que te ponen en el cuello”, indicó.

En la introducción los autores indican que Usaid y la National Endowment for Democracy (NED) cuatriplicaron los fondos entregados a sus aliados en Venezuela, Bolivia, Ecuador y Cuba del 2002 al 2006, y sólo en Venezuela invirtieron 50 millones de dólares en ese tiempo para alimentar a los grupos de oposición y promovieron 400 nuevas organizaciones.

Agresión Permanente se encuentra en el sitio Web www.centrodealerta.org que además es un espacio fijo sobre el tema.

“Tenemos garantías de que el libro se publicará en Cuba en febrero para la Feria del Libro de Cuba. Además, tenemos la idea de reeditarlo año tras año con material fresco siempre sobre este tema”, expresó el periodista.