martes, 13 de octubre de 2009





Pese a la información que está circulando a nivel nacional e internacional según la cual habría un satisfactorio avance en el diálogo entre la delegación de Roberto Micheletti y la del presidente Manuel Zelaya, esa última integrada también por un miembro de la Resistencia, lo que se percibe muy claramente es que el gobierno de facto no tiene ninguna intención de buscar una salida a la crisis que desde hace más de tres meses está postrando al pueblo hondureño.

En este momento resulta difícil entender si el juego al que está jugando el gobierno de facto es montar ese gran show mediático del diálogo para legitimar las elecciones del próximo 29 de noviembre, arriesgándose a enfrentarse nuevamente a la comunidad internacional que sin embargo sobre este tema ya parece estar dividida, o si apunta a encontrar las excusas necesarias para que Roberto Micheletti se quede por más tiempo en el poder, arrinconando al presidente Manuel Zelaya y a la misma Resistencia con una presión y represión que en estos últimos días ha subido de manera desmedida, burlándose de las recomendaciones de la OEA.

Ver mas: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=93189