lunes, 19 de octubre de 2009



A pesar de que ha estado claro por mucho tiempo que los golpistas son unos embusteros de gran vuelo, la gente creyó en la opción del diálogo como una vía para solventar una crisis que ya ha impactado en todas las esferas de la sociedad hondureña, y lo que conocíamos como “vida normal” ha dejado de existir.

Ver más: http://rebelion.org/noticia.php?id=93489