miércoles, 21 de octubre de 2009

URIBE, POR TODO EL MEDIO ´E LA CALLE… 13

Por Darvin Romero Montiel

Contundente la respuesta del cantante del dúo puertorriqueño Calle 13 al Gobierno Nacional y a algunos gobiernos locales de Colombia que decidieron vetarlo y cancelar sus conciertos por haberse expresado políticamente en la entrega de los premios MTV. "No puede ser que en este siglo todavía existan personas sin la habilidad para entender el derecho que tenemos los artistas de expresar lo que sentimos a todos los niveles. La censura no debe ser de parte del Gobierno. El que no me quiera escuchar que simplemente no venga al concierto. Esa sería la manera más válida y legítima de censurarme. Con todo el respeto que se merece el señor Uribe, el presidente de Colombia no es Colombia. Colombia es mucho más que un presidente”. Como diría un compatriota antioqueño: “Pa´ que más”.

Así como el Presidente de Bogotá, no quiso someter su posibilidad de reelección a un referendo, tampoco va a aceptar el reto de René Pérez. Sería interesante saber, cuánta gente asistiría a esos conciertos después de la noche en la que las franelas hablaron. ¿Qué pasaría si se llenan esos espacios, de camisetas como las que portó el reguetonero borinqueño? O, será que la santísima maquinaria mediática de los Santos teme hacer el ridículo que hicieron los medios mayameros, que gastaron un dineral para evitar que Juanes y compañía cantaran en Cuba, atreviéndose a decir que la gente no asistiría, en rechazo al “reeégimen”… pero al final, no solo se dobló la asistencia esperada, sino que –por lo menos- treinta por ciento de los presentes llegó desde afuera… incluyendo Estados Unidos. Por cierto, ahora se entenderá claramente, porqué –probablemente- a Juanes no le pasó ni cerca de su cabeza la idea de invitar a Calle 13. ¿O… será que si lo hizo y los muchachos no aceptaron la condición de neutralidad que propuso el colombiano?

Por supuesto que, ni en Colombia, ni en Venezuela, ni en Estados Unidos, ni en España, los medios van a armar la alharaca que armaron en defensa de Alejandro Sanz cuando éste inventó que el Gobierno Bolivariano le había prohibido cantar en Caracas, a pesar que las propias autoridades venezolanas y la directiva de El Poliedro, desmintieron esa versión. Ahora no hay dudas… el Gobierno Colombiano y sus réplicas sectoriales, abiertamente y a través de comunicados públicos vetaron a los cantantes. Pero… ¡claro! el oligopolio mediático transnacional no va a acusar al gobierno neogranadino de atentar contra la libertad de expresión y mucho menos van a señalar a Uribe de Tirano, como sí lo hicieron aquella vez con Chávez. Para ellos, en esta ocasión es más importante la falacia del “estúpido hombre blanco” Mikel Moore.

Creo que esta es una excelente oportunidad para que los gobernantes venezolanos nos den como regalo de fin de año, poder disfrutar en vivo, de uno de los más importantes y merecidamente reconocidos exponentes de la música urbana latinoamericana. Propongo que por cada alcaldía que vete a Calle 13 en Colombia, una alcaldía Bolivariana los invite a montar un verdadero canto por la Paz, en el que los asistentes lleven una franela que diga, por ejemplo: “No más bases militares gringas en América Latina”; “Fuera Michelleti de Honduras”; o “Ya te dieron el Nobel… Ahora, gánatelo”. Ahí te dejo esa… Hindu Anderi.

www.lataguara-darvin.blogspot.com