jueves, 24 de septiembre de 2009


La primera dama de Honduras, Xiomara Castro de Zelaya, denunció este jueves los hechos de violencia que se están viviendo actualmente en ese país por parte de las fuerzas militares del gobierno de facto, las cuales pretenden con sus acciones ejercer una "guerra psicológica contra el pueblo que se resiste al golpe de Estado".
Castro informó que la embajada brasileña está rodeada por mil 500 policías que no permiten el paso de alimentos y provisiones a la sede diplomática, y relató que su hija, Hortenzia Zelaya, "en este momento se está encargando de llevar alimentos, pero no le permiten el paso".
Ver más: