martes, 29 de septiembre de 2009


Uno de los multiples uso del agua es para el aseo personal

El agua es fuente de vida y toda la vida depende del agua. El agua constituye un 70% de nuestro peso corporal. Necesitamos agua para respirar, para lubricar los ojos, para desintoxicar nuestros cuerpos y mantener constante su temperatura. Por eso, aunque un ser humano puede vivir por más de dos semanas sin comer, puede sobrevivir solamente tres o cuatro días sin tomar agua. Las plantas serían incapaces de producir su alimento y de crecer sin el agua. El agua pura es un líquido inodoro e insípido. Tiene un matiz azul que sólo puede detectarse en capas de gran profundidad. El punto de congelación del agua es de 0° C y su punto de ebullición de 100° C.
¿Tenemos suficiente agua?
La falta de agua fresca es uno de los temas mas transcendentes al cual se verá enfrentada América Latina durante el siglo 21, pues 1,200 millones de habitantes no tienen acceso a una fuente de agua potable segura. Las enfermedades por aguas contaminadas matan mas de 4 millones de niños al año y el 20% de todas las especies acuáticas de agua fresca están extintas o en peligro de desaparecer. El agua cubre casi un 80% de la superficie de la Tierra. Aunque pareciera que es un recurso muy abundante, es importante destacar que menos del 1% de ésta es agua dulce, es decir, apta para usos domésticos, industriales o comerciales y turísticos. El agua salada sustenta importantes cadenas alimenticias claves para la alimentación mundial, además, vive en ella una vegetación muy pequeña que es la que aporta más de un 60% del oxígeno de la Tierra. El agua dulce que podemos utilizar se encuentra en los lagos, ríos y lluvias, y debe alcanzarnos para que ninguna persona, planta o animal tenga sed, para que los animales acuáticos vivan en ella, para regar los campos, usar en las industrias, mantener húmedos los bosques y regar los jardines. Por eso es importante mantenerla limpia. Hoy 1,500 millones de personas en el mundo no pueden gozar de este mismo privilegio y es la ONU, no algún ecologista mal informado, quien afirma que para el año 2025 la demanda de agua potable será el 56% mas que el suministro.

Fuente: Edición 39 Vida Laboral