lunes, 28 de septiembre de 2009


28-09-2009

Luis Martín-Cabrera
Rebelión

La Universidad de California es el sistema público de universidades más grande de Estados Unidos y probablemente uno de los más grandes del mundo. En la actualidad la Universidad cuenta con 10 campus, los más antiguos como el de Berkeley fundados en el siglo XIX, el más nuevo, el de Merced, fundado en el 2005. La Universidad de California cuenta con 191.000 estudiantes y más de 13.000 profesores de planta. En los campus de la Universidad de California se han hecho algunos de los descubrimientos científicos más importantes y también algunos de los más infames como el desarrollo de la bomba atómica. El sistema de la Universidad de California fue diseñado en los años sesenta como parte de un “Master Plan” que incluía la construcción y desarrollo de un sistema público de tres vías (community college, Cal State, and University of California) que, si bien puede ser tildado de elitista, garantizaba un acceso casi universal (muchas minorías seguían y siguen sin tener acceso) a una educación publica de calidad para los californianos y californianas.
Un sistema público de universidades, sumamente eficiente e históricamente bastante barato, especialmente si se compara con el precio de la educación en general en Estados Unidos, es en primer lugar un mal ejemplo para un país en el que todo lo que no tiene una tasa de beneficio como objetivo final se mira con malos ojos y, sobre todo, como una oportunidad perdida para cercar parcelas de conocimiento y venderlas al mejor postor. Por eso, desde principios de los años noventa e incluso antes, el Estado de California ha ido retirando progresivamente la financiación no sólo a la Universidad de California sino a todas las escuelas y universidades públicas del Estado que dependen de su apoyo financiero. En respuesta a estos cortes los administradores de la Universidad de California han recurrido progresiva y simultáneamente a depreciar los salarios de los trabajadores, subir el precio de la matricula y atraer fondos privados.

Ver ,ás: http://rebelion.org/noticia.php?id=92215