lunes, 28 de septiembre de 2009

29-09-2009


Entrevista a Víctor Manuel Ramos, intelectual y médico hondureño
“Los golpistas controlan todo el andamiaje para el fraude electoral”

Mario Casasús
El Clarín (Chile)

En entrevista telefónica desde Tegucigalpa, el escritor y médico Víctor Manuel Ramos (1946) respalda el regreso del Presidente Zelaya: “al producirse por sus propios medios, sin el amparo ni la suscripción del Pacto de San José, no está obligado a someterse a las limitaciones que le impone el presidente Arias. Ahora sus exigencias están determinadas por las aspiraciones populares: cárcel para los golpistas, no más elecciones fraudulentas, convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente que redacte una nueva Constitución que incluya los derechos de todos los sectores de la nacionalidad”.Autor de los libros: Acuario (poemas en prosa); Monsieur Hérisson y otros cuentos (con ilustraciones de Eloy Barrios Alayón); Ratoncito gris (finalista en el concurso A la orilla del viento del FCE); Aventuras de un globo terráqueo (Primer Premio del Concurso Centroamericano de Literatura Infantil y Juvenil); Viaje al arco iris (basado en las cosmogonías precolombinas del origen de los colores) y Viaje a Xibalbá (inédito), entre otros libros de neuroanatomía, teoría clínica e historia hondureña. Poeta, médico, narrador, crítico de arte, catedrático, historiador, periodista, creador de antologías de poesía, editor y director de revistas universitarias; Miembro de número de la Academia Hondureña de la Lengua, de la Academia Hondureña de Geografía e Historia del Instituto Morazánico y de la Asociación de Prensa Hondureña, Víctor Manuel Ramos habla de la represión que vive Honduras y analiza la crisis político-social a 3 meses del golpe de Estado.
MC.- ¿Cuál es la situación vigente en Tegucigalpa?

VR.- Tegucigalpa es, en estos momentos, una ciudad militarizada, con toque de queda que impide la libre movilización de sus habitantes. Sin embargo, el pueblo capitalino y casi toda la nación ha desobedecido al gobierno usurpador y ha salido a las calles, en los barrios y repartos, para manifestarse en contra del golpe de Estado, desconociendo al gobierno usurpador y exigiendo una transformación total de la vida nacional mediante la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente que redacte una nueva Constitución que incluya, en la conducción de la nación, a los marginados de siempre. Los militares y la policía han respondido con una brutalidad enorme contra los manifestantes, disparando a mansalva y provocando la muerte de algunos compatriotas, igualmente armados de garrotes con clavos, han dejado lesiones severas en la espalda y la cara de los manifestantes agredidos. Sin embargo la represión, en vez de atemorizar a los manifestantes, les ha reafirmado su decisión de lucha. No puedo dejar pasar esta oportunidad sin destacar la participación valiente de las mujeres y de los jóvenes en esta lucha desigual. Hay una anciana, Dionisia Díaz, que no ha fallado a ninguna marcha en contra del golpe de Estado y que fue encarcelada a raíz de la represión en contra de los manifestantes frente a la Embajada de Brasil, el lunes 22 de de septiembre. En la noche, las fuerzas represivas están atacando a los manifestantes en uno de los barrios de la Capital. Se han abierto algunas ventanas de esperanza porque se ha iniciado el diálogo entre el Presidente Zelaya y algunos actores del régimen golpista.