martes, 22 de septiembre de 2009

Policía reprime a manifestantes al frente de la embajada brasileña en Tegucigalpa

La corresponsal de teleSUR en Honduras, Adriana Sívori, comentó que
las Fuerzas Militares se ubicaron en las cercanías de la sede
diplomática para cumplir con la orden de despejar la zona.

TeleSUR _ Hace: 01 hora
La policía hondureña inició este martes en la mañana las acciones
represivas contra las cientos de personas que se mantienen alrededor
de la embajada brasileña en Tegucigalpa, donde se encuentra el
presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, que regresó el lunes
de manera sorpresiva a su país.

La corresponsal de teleSUR en Honduras, Adriana Sívori, comentó que
las Fuerzas Militares se ubicaron en las cercanías de la sede
diplomática para cumplir con la orden de despejar la zona

Agregó que alrededor de 25 hombre mantienen rodeada la zona y se
reportan hasta el momento varios heridos y detenidos.

Las acciones empezaron a las 05h30 locales (10h30 GMT), según informó
el mismo Zelaya que se mantiene dentro de la embajada.

La represión se hace durante un toque de queda decretado por el
Gobierno de facto, liderado por Roberto Micheletti, que comenzó a las
16.00 hora local (22.00 GMT) del lunes hasta las 18.00 local (00.00
GMT) de este martes.

La acción policial se une también al cierre de los cuatro aeropuertos
internacionales que tiene Honduras, tras el regreso de Zelaya, con el
fin de que el secretario General de la Organización de Estados
Americanos (OEA), José Miguel Insulza, no entre a la nación.

De hecho el jefe del organismo aplazó el viaje que tenía previsto al
país centroamericana por esta decisión del gobierno de facto.


Manuel Zelaya regresó a Tegucigalpa este lunes luego de 86 días tras
el golpe de Estado que recibió en junio.

Permanece en la embajada de Brasil mientras se crean las condiciones
para lograr el diálogo con los representantes ilegítimos y lograr la
retoma del poder.