jueves, 3 de septiembre de 2009

Por: Omar Muñoz R.
Fecha de publicación: 01/09/09

No es mi intención referirme a la nobleza, como ese componente decadente del los regímenes monárquicos, devenido al origen que “por ilustre nacimiento o concesión del Soberano” le es conferido a persona alguna.

Me quiero referir si, a esa condición humana que reconoce el altruismo, o la bondad o alguna otra condición, también humana, de quien realiza un acto que le hace merecedor de tal atributo; ser noble es en consecuencia reconocer un acto o una virtud expuesta por otro; referirse al tema que involucra la acción eludiendo, manipulando, ocultando o desconociendo ex profeso en el tema tratado la conducta o acto que puede ser reconocido es mezquindad, en consecuencia hay una “falta de nobleza de espíritu” en esa conducta humana.

Ver más: http://www.aporrea.org/tiburon/a85788.html