lunes, 28 de septiembre de 2009


Texto: Humberto Perozo Suárez



Foto: Cortesía MinDeportes

Los octavos de final están a la vista para Venezuela: un triunfo sobre la amateur Tahití, hoy, le dará el pase directo.

Un sólo paso separa a Venezuela de los octavos de final del Mundial de Egipto 2009. Delante de la aguerrida vinotinto, hoy se plantará la amateur Tahití, debutante, inocente en su fútbol... La orden es arrasar.

Los criollos tienen el material necesario para despedazar a los oceánicos, en el estadio Al Salam, de El Cairo (12:15 de la tarde). Lo demostrado en el triunfo 1-0 sobre Nigeria da como para soñar, incluso, en avanzar como primeros del grupo B. César Farías sabe que no se pueden conceder libertades a un equipo que viene de caer 8-0 bajo España.

“Tahití no es un rival pequeño, lo tomamos con mucha seriedad. Si están en un mundial tienen lo suyo (...) Pelearemos cada minuto. Lo importante es ganar”, destacó el estratega nacional.
Venezuela saldrá con un once similar al mostrado frente a Nigeria, en el que destaca el goleador de ese compromiso, el carabobeño Yonathan del Valle. Sin embargo, el regreso de Carlos Fernández, ausente por sanción, puede relegar a la banca al tachirense Víctor Pérez.
“No hay equipos fáciles. (Tahití) Es un rival diferente y cada partido nuestro tiene que ser afrontado de forma diferente”, apuntó Del Valle.

Francisco Flores todavía tiene secuelas del golpe en la pantorrilla izquierda infligido por el nigeriano Lukman Haruna. Sin embargo, estará contra los oceánicos: “Tenemos muchas opciones de clasificar a la siguiente fase, pero no podemos confiarnos. Hay que jugar los partidos con inteligencia y mucha entrega como hicimos ante Nigeria”.

Tahití, mientras, se está tomando su paso por Egipto con humor. La goleada sufrida ante España, la segunda mayor en la historia de los mundiales juveniles, sirvió para chistar al técnico francés Lionnel Charbonnier: “No nos vieron jugar, porque no jugamos a nada (contra la roja)”.
La isla oceánica no practica el fútbol profesional, y 20 jugadores hacen vida en el balompié tahitiano. Clasificaron al eliminar a Nueva Zelanda en la zona.

Los criollos, inspirados, saldrán a vencer con todo ante los isleños. Es buscar el triunfo y la goleada que dé el boleto con sabor a historia.