lunes, 28 de septiembre de 2009

La anorexia amenaza la salud de jóvenes y adolescentes en el país
La vida a cambio de un kilo menos


Texto: Maidolis Ramones
www.panorama.com.ve





Se trata de un trastorno de conducta alimentaria. Afecta más a muchachas entre 14 y 18 años. Observe bien sus hábitos y actúe a tiempo.
Un concepto distorsionado de belleza continúa cambiando hábitos alimenticios en las adolescentes.

En el Zulia, el problema comienza a preocupar a las familias porque hay jovencitas que literalmente no comen, por lo que el Instituto Nacional de Nutrición recomienda estar alerta. La anorexia es una enfermedad y pocos padres logran detectarla a tiempo, aunque hay señales: evitan comer en familia, “duermen” a la hora de las comidas, temen “heredar” la gordura de los padres y se sienten irremediablemente gordas.

“No estoy segura, pero creo que mi hija es anoréxica, porque cada vez la veo más flaca y hace muchos ejercicios. Le he preguntado, pero cuando le digo se molesta”, confiesa Belinda A, una ama de casa de 48 años, atormentada por los trastornos alimentarios de su hija, de apenas 14 años. Desde hace seis meses nota un comportamiento fuera de lo común en su hija. Se dio cuenta, por ejemplo, de que la merienda que le da para ir a la escuela se la echa a los perros callejeros, apenas sale de su casa, en el sector La Chinita, de Maracaibo.

“He visto también que a veces la deja como olvidada en un matero de su casa y, cuando es la hora de comer actúa como si fuera el sacrificio más grande del mundo. Está flaquísima”, dice preocupada. Para el psicólogo Ernesto Ramírez el cuadro de la joven es de anorexia: “Se nota un evidente temor al aumento de peso y una percepción distorsionada del propio cuerpo”.

Según el Ministerio del Poder Popular para la Salud, los anoréxicos pueden perder desde un 15 a un 50% de su peso corporal. La población más afectada se encuentra entre los 14 y 18 años. “Es un trastorno mental que va ligado con la depresión y la baja autoestima”, opina la socióloga Carmen Bracho.

Según los datos oficiales, el 95% de afectados por esta patología son mujeres jóvenes. En ese 95%, Belinda A sospecha que se encuentra su hija.