lunes, 28 de septiembre de 2009

HABLÓ DESDE MADRID FRANCYS VILLEGAS, DEFENSORA DE DERECHOS HUMANOS
“Retener venezolanos es negocio en Barajas”
Texto: Yesenia Rincón Castellano
www.panorama.com.ve
La abogada venezolana opinó del caso de los retenidos en el aeropuerto de Madrid.

“Eso les pasa porque son venezolanos”, “esto es por culpa de tu Presidente, que no les da mucho dinero”, “quiten a ese Gobierno y pongan otro”, “llamen a su presidente para que los venga a sacar”.

Las frases forman parte de una larga lista de expresiones discriminatorias, que Francys Villegas, una abogada venezolana residenciada en España, ha recopilado desde julio de este año, cuando comenzó a abogar por los venezolanos que eran detenidos en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, donde son encerrados por varios días, sin asearse, ni cambiarse de ropa, y son sometidos a maltrato verbal y psicológico.

Pero esas no son las expresiones más graves, asegura Villegas. A las mujeres le han dicho: ¿Cuánto cobras? ¿En qué prostíbulo vienes a trabajar?
A diario, ella lleva un registro de la cantidad de venezolanos retenidos en el área de inadmitidos del aeropuerto de Barajas, y cuenta entre 9 y 15 personas.

“Cuando eso sucede llamo a la representación consular venezolana en Madrid o Barcelona, pero es muy difícil contactarlos, no les importa para nada el caso. Sin embargo, la representación consular de Venezuela en Barcelona es distinta, es abierta. Las denuncias son elevadas al embajador y gracias a esa oficina el embajador ha hecho dos pronunciamientos, pero siguen ocurriendo las retenciones”.

Villegas alerta sobre el “negocio redondo” que se genera tras las retenciones de los latinoamericanos: “No les dan el derecho a una sola llamada gratuita. Tienen que comprar a las trabajadoras sociales tarjetas telefónicas que valen 5 euros y la gente tiene que comprar entre cinco y 10. Son hasta 50 euros por hablar con sus familiares. Es el gran negocio, incluso, también hay cambio de moneda”.

Pero lo más grave —insiste la abogada— es que pasen más de 72 horas encerrados, cuando incluso ni siquiera tendrían que pasar 24 horas.

“Ellos tienen que ponerlos a disposición de un juez y ser devueltos lo más pronto posible. Las 72 horas que dice la constitución española, es el tiempo máximo al que nunca se debería llegar, mucho menos sobrepasar”.

En cuanto a los derechos vulnerados, detalló: “El traslado de niños, niñas , adolescentes, mujeres y hombres al avión en una patrulla, sometidos al escarnio público, es una violación del derecho al honor”.

“Ya la cuestión trasciende a que falte o no un documento, porque entendemos que cada país es soberano de tomar las medidas de control migratorio que considere, pero otra cuestión muy distinta es que se violen derechos consagrados en la Constitución de los Estados europeos, en los Derechos Humanos, y en los pactos y protocolos que a firmado España”.

El derecho a la tutela judicial efectiva es otro derecho transgredido —prosigue indignada Villegas— porque cuando los ciudadanos pasan por la entrevista, les dicen que tendrán un abogado. Pero éstos abogados están callados y cuando hablan es para decirles : “firme aquí para que yo pueda cobrar mis honorarios”. Entonces la persona queda en total indefensión.

La estudiosa manifiesta su decepción: “Sorprende que un país socialista como España, inmerso en Europa, donde están los países vanguardistas en Derechos Humanos, pasen éstas cosas”.