sábado, 26 de septiembre de 2009

No era la situación óptima para un nuevo entrenador de pitcheo teniendo que llegar a conocer a un lanzador estrella. En los entrenamientos de primavera, Félix Hernández estaba alejado de los Marineros, preparándose para el Clásico Mundial de Béisbol, por lo que Rick Adair no tuvo demasiado tiempo para entablar una relación con el lanzador de 23 años.

Ver más: http://espndeportes.espn.go.com/blogs/?entryID=906586&name=buster_olney