martes, 29 de septiembre de 2009

30-09-2009
Honduras

José Justiniano Lijerón
Rebelión

La situación en Honduras después del golpe fascista socapado por el gobierno estadounidense, en contra de un gobierno elegido democráticamente por la voluntad popular, ha dejado de ser solamente un problema de los hondureños. Los pueblos del mundo apoyan la lucha que viene sosteniendo la resistencia en condiciones desiguales frente a la arremetida de la violencia fascista del usurpador del poder Micheletti como títere de la burguesía parasitaria hondureña, que usando los guardianes de sus intereses de clase, un ejército cuyos mandos militares han sido domesticados en la Escuela de las Américas, como dóciles instrumentos al servicio de la política de intervención estadounidense en nuestro continente, continúan ultrajando al pueblo hondureño.