martes, 15 de septiembre de 2009


15-09-2009

Irak, Afganistán y Pakistán (que están en Asia) distan de ser los únicos teatros de operaciones extraterritoriales de Estados Unidos.
Para confirmar que los ataques preventivos que tanto gustaban al paladar de George W Bush, Richard Cheney y Donald Rumsfeld están a la orden del día - mientras Barack Obama almorzaba frugalmente con Bill Clinton ayer en Nueva York-, un helicóptero estadounidense bombardeaba Somalia (África) para asesinar a un supuesto dirigente de Al Qaeda (o Al Qaida).
Un cable de la Agencia Francesa de Prensa lo informó de la siguiente manera:
WASHINGTON, 14 septiembre 2009 (AFP)- Un importante militante de Al Qaida, que figura en la lista de los sospechosos de terrorismo más buscados por el FBI, fue muerto el lunes en una incursión militar de Estados Unidos en el sur de Somalia, dijo a la AFP un funcionario norteamericano.
El funcionario, que requirió el anonimato, mencionó al muerto como Saleh Ali Saleh Nabhan, un keniano que era buscado para interrogarlo sobre los ataques de 2002 en un hotel de Mombasa y en una línea aérea israelí.
ABC News y Fox News, citando funcionarios estadounidenses, afirmaron que Nabhan fue muerto cuando por lo menos un helicóptero norteamericano disparó sobre un convoy que transportaba presuntos objetivos de Al Qaida en el sur de Somalia.