viernes, 21 de agosto de 2009

"Roberto fue un incomprendido"

Por Enrique Rojas
ESPNdeportes.com
Archivo


Felipe Alou habla sobre el lado humano de Roberto Clemente en el 75º aniversario de su nacimiento

Roberto Clemente hit 3000

AP PhotoRoberto Clemente en el momento de conectar su hit 3,000 en MLB

ORLANDO -- Si estuviera vivo, Roberto Clemente habría celebrado su cumpleaños 75 el martes 18 de agosto, pero aunque suene irónico, es muy probable que el acontecimiento no hubiera trascendido más allá del círculo de su familia.

El Clemente vivo fue una súper estrella de Grandes Ligas, pero fue el muerto el que superó todas las barreras para alcanzar la categoría de mito en todo el continente americano. El antiguo jardinero de los Piratas de Pittsburgh y miembro del Salón de la Fama de Cooperstown nació en Carolina, en el nordeste de Puerto Rico, el 18 de agosto de 1934. Murió en un accidente áereo el 31 de diciembre de 1972 cuando intentaba socorrer a las víctimas de un terremoto en Nicaragua. "Roberto fue un incomprendido, como le sucede a la mayoría de los pioneros", dijo el ex jugador y dirigente dominicano Felipe Alou. "Los periodistas y algunos fanáticos norteamericanos tildaron a Clemente de rebelde y exhibicionista, pero después comprendieron que simplemente era diferente, que era latino y estaba mostrándole al béisbol una nueva forma de jugar el juego", dijo Alou. "Clemente fue el primero que introdujo el colorido y la picardía del béisbol latino", agregó Alou recordando al "Cometa de Carolina" en esta fecha tan especial. Alou, de 74 años, y Clemente no solamente fueron contemporáneos en edad, sino que además coincidieron en la difícil tarea de abrir las puertas a los peloteros latinoamericanos en las ligas mayores de Estados Unidos.

Ver más: