domingo, 16 de agosto de 2009

Entrevista al historiador colombiano Camilo Useche

16-08-2009
Luis Martínez

Sociólogo e historiador colombiano, Camilo Useche tiene un Master en estudios de América Latina (UAM-Madrid) y en Relaciones internacionales (UAM-Madrid) y actualmente es candidato a Doctor por la Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales de París. La siguiente entrevista la realizamos en la biblioteca de la Cité Internationale Universitaire de París con la intención de charlar un poco sobre la temperatura socio-política en Colombia:

L.M. Colombia ha sido uno de los países donde se desarrolló la Investigación y Acción Participativa propuesta por Orlando Fals Borda. ¿Qué impactó ha tenido en los programas de desarrollo en tu país?

C.U. Indudablemente dentro de los programas de desarrollo elaborados por múltiples organizaciones, el paradigma de la IAP (investigación y acción participativa) ha sido fundamental para la comprensión de distintos conflictos y problemáticas; el impacto social es evidentemente pues ha permitido no sólo conocer las necesidades sociales de una comunidad (cualquiera que sea el área de investigación) sino también agrupar esfuerzos para intentar transformar la realidad con base en los recursos, sus problemas y sus necesidades, además, algo que es fabuloso, es que favorece la conciencia crítica de la población sobre su realidad, su empoderamiento como también la ampliación de sus redes sociales, su movilización colectiva y su acción transformadora. Por ejemplo en la cooperación para el desarrollo, las técnicas de la IAP han sido aplicadas con éxito por ONG y otras agencias en campos como el cooperativismo, la extensión agraria y la educación de adultos. En este sentido, es importante destacar que la IAP es uno de los métodos que han servido de base a la aparición y desarrollo de otras metodologías participativas que cuentan con un creciente uso en el campo de la cooperación, como son el diagnóstico rural participativo y el conjunto de los enfoques participativos

En la actualidad ha continuado utilizándose en el campo de la educación y de la intervención social con grupos de barrio, inmigrantes, enfermos de SIDA, etc. Y en muy diversos proyectos que van desde el desarrollo local y la alfabetización hasta la gestión colectiva de cuencas hidrológicas. En todos esos ámbitos la IAP ha seguido proporcionando explicaciones de la realidad en clave colectiva y sirviendo como herramienta de acción transformadora. Ha sido precisamente esa fusión entre la indagación sociológica y un compromiso político en beneficio de los “sectores populares”, campesinos y proletariado agrícola en general, lo que ha hecho de este paradigma un método efectivo y loable en la praxis.
Ver más: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=89867