jueves, 30 de julio de 2009

Comentarios del sociólogo norteamericano sobre la actualidad internacional "Las decisiones de Zelaya de confiar en la OEA y después en la Casa Blanca

30-07-2009
James Petras
CX36 Radio Centenario

Chury: Petras, ¿cómo estás?

Petras: Aquí estoy, bien, leyendo sobre los últimos acontecimientos en Honduras, en Cuba y dentro del mismo país ahora

Chury: Son 3 temas interesantísimos. Arranquemos por el que quieras empezar Petras.

Petras: Podríamos empezar con el discurso de Raúl Castro ayer citando el problema de la agricultura y la falta de disciplina de trabajo y la retórica política. Personalmente me gusta mucho la forma en que habla Raúl Castro y los temas que trata. No sé en qué grado está realizando las metas que fija pero por lo menos está entrando en alguna temática esencial para Cuba que es el descuido de la agricultura, las importaciones por casi dos mil millones de dólares en mercancía agrícola en un país que tiene una de las tierras más fértiles en América Latina y con grandes extensiones no cultivadas.

Raúl entendía que no se puede sustituir retórica política, sea revolucionaria o la que sea, con la aplicación a solucionar problemas económicos prácticos a partir de cambios en la forma de cultivar la tierra. Por ejemplo Raúl ha dicho que deben convertir muchas tierras a cultivos familiares y que el proceso anda pero anda lento y con muchas trabas burocráticas como siempre en Cuba. Es una crítica frontal para que se empiece a acelerar este proceso.

Yo nunca entendía por qué, por ejemplo, Cuba no puede ser autosuficiente en arroz. Nunca me dieron una explicación clara y convincente en Cuba. Importan arroz de Estados Unidos y República Dominicana y es algo incomprensible. Mucha gente ha tomado puestos en servicios, sin educar a la gente o prepararla para que sean cultivadores eficientes, modernos, para que Cuba pueda eliminar las importaciones. Cuba debe ser un exportador de alimentos y no un importador, y mucho menos esta estrategia anterior de importar alimentos de Estados Unidos, su principal enemigo mortal.

La política externa en el período anterior era un desastre. Ponerse en manos de un país imperialista, un país que no acepta vender productos con créditos, tenían que pagar en efectivo e incluso adelantando los pagos. Eran muchas cosas así de irracionales, combinando una dependencia mayor de los Estados Unidos con una retórica antiimperialista mientras las tierras en Cuba no son cultivadas. Lo mismo con el azúcar: en un momento, antes de Raúl, decían que iban a eliminar la producción de azúcar y Brasil muestra cómo se puede convertir azúcar en etanol y ser autosuficiente en el petróleo. Y Cuba tenía tantas hectáreas de azúcar y nunca se desarrolló el etanol.

Otra cosa muy irracional que creo que era parte del descuido completo de Fidel Castro en el sentido de seguir importando petróleo o dando concesiones a todas las compañías extranjeras para formar asociaciones, para buscar petróleo en el mar próximo a Cuba.

En ese sentido, hay cosas que son inexplicables en términos de la política económica de Cuba, particularmente en relación con fuentes de energía, alimentos y también con la reconversión de la economía en turismo. Turismo es la cosa más fluctuante. Cuando hay un cambio en la economía, los turistas no salen a tomar vacaciones y crear una multimillonaria inversión en hoteles faraónicos, de lujo , en Cuba... y ahora cae el turismo por la crisis económica en Europa, en Canadá. Y caen los ingresos y otra vez tienen una crisis.

No se puede eliminar el turismo, pero no puede ser la fuerza motor en un país progresista. Raúl empieza a tocar esta temática y a tratar con mucho esfuerzo de rectificar los errores del régimen anterior, pero es muy difícil, muy complicado y tratar de hacerlo durante la crisis es más difícil todavía. Pero por lo menos han empezado y para mí esa es la esperanza.

Ver más en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=89350